Marta Querol Benech termina la trilogía de El Final del Ave Fénix, pendiente de publicación


Foto de Salvador Ors

Marta Querol Benech es valenciana, economista y asesora de empresa, autora de diversos relatos cortos, colaboradora en distintas publicaciones locales y foros de literatura. Marta Querol fue nuestra fallera mayor de Valencia 1988. También ha participado como jurado en algún certamen de relatos y es autora del cuento infantil El niño que se convirtió en Rey Mago. Se inició en la literatura por la puerta grande con El final del Ave Fénix, (Ediciones B) una de las diez finalistas del premio Planeta 2007 y su segunda novela es Las Guerras de Elena.


Foto de Ramón Peris

FVLC:  Fallera Mayor de Valencia de 1988, ahí es nada. Resume en un adjetivo ese año
MQB:  Irrepetible

FVLC:  ¿Qué opinión tienes del sistema actual de selección de candidatas? Tú que has estado en la cima de este sistema ¿se te ocurre alguna alternativa posible u otra vía de elección?
MQB:  Si te refieres a la elección de la FMV, creo que el mismo jurado de Corte podría hacerlo en poco tiempo, y que no es lógico que en el jurado no participe siempre, al menos, una Fallera Mayor de Valencia que sabe a qué deberá enfrentarse la elegida.


Foto de Ros Bis

FVLC:  ¿Consideras que el papel de las 12 cortesanas en la actualidad ha ido evolucionando con el paso de los años desde tu nombramiento (1988) o siguen manteniendo el mismo “discreto” papel? ¿convendría reforzar su protagonismo para descargar la agenda de la FMV? ¿Qué opinas?
MQB:  No sigo la actividad de las Cortes y FMV, vivo la fiesta en mi falla, con la familia, pero la sensación es que hacen el mismo papel que en mi época aunque con mucha más notoriedad gracias a la proliferación de medios de comunicación que siguen las Fallas. Podría reforzarse su papel, aunque no sé si las fallas a las que acudieran componentes de Corte en lugar de la FMV les parecería adecuado. El mundo fallero es complicado.

FVLC:  ¿Qué impone más tu Exaltación como Fallera Mayor de Valencia o ser mantenedora (como lo fuiste el año 2011 de Carmen Monzonís)?
MQB: Las dos cosas, pero por distinto motivo. La primera es más “cómoda” porque eres un sujeto pasivo, todo te viene dado y solo tienes que disfrutarlo. Impone por la magnitud y relevancia del acto, por el cariño, por verte ahí. En el segundo caso yo era el sujeto activo y me jugaba mucho, imponía por la responsabilidad, por los que habían ocupado ese estrado antes que yo, por el público (niños en su mayoría). Quería hacerlo bien, estar a la altura, y era una ocasión difícil.


Marta como mantenedora de Carmen Monzonís, FMIV 2011

FVLC:  Y aquí te rogamos la máxima sinceridad ¿crees que está demasiado politizado el mundo de las Fallas? ¿crees que habría que dar más protagonismo a los falleros y falleras e implicar más en la fiesta a vecinos y vecinas desde las asociaciones sociales y culturales o está todo bien como está?
MQB:  Quien politiza las Fallas no entiende de fallas. Las fallas, como le decía el otro día a mi hija, comenzaron antes de la República, sobrevivieron a esta, a la Dictadura, a la Transición y han pasado por alcaldías del PSOE y PP, y si somos sensatos seguirán ocupe quien ocupe el ayuntamiento. En cuanto a la participación de los falleros, como he dicho antes, vivo la fiesta desde mi falla, no estoy ni he estado en JCF, pero la sensación es que los falleros sí pueden participar a través de la Asamblea de Presidentes, aunque en general son poco dados a cambios y eso da sensación de poca participación. El tema de los vecinos es punto y aparte. Se ha trabajado mucho en los últimos años pero debe trabajarse más para evitar molestias y problemas. No es fácil encontrar soluciones a gusto de todos. En un artículo que escribí hace mucho, «Malditos falleros», hablaba de ello. Tal vez sea la asignatura pendiente aunque se ha avanzado mucho en algunas fallas.

FVLC: Después de tantos años ¿sigues siendo fallera?.. tus hijas nos consta que sí ¿verdad?
MQB: Sí, continúo en mi Comisión, con mis hijas, ejerciendo de madre de falleras más que cualquier otra cosa. Ya hace años que me concedieron el Bunyol d’or amb fulles de llaurer i brillants.


Marta como mantenedora de Carmen Monzonís, FMIV 2011

FVLC:  En tu opinión ¿qué nos falta para que nombren a las Fallas, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad?
MQB: Algún personaje respetado de la cultura que las respalde, como le pasó a los San Fermines con Hemingway, o saber moverse en los organismos que deciden estos temas. También sería una gran ayuda que hubiera unidad entre nuestros políticos para reclamarlo.

FVLC:  Cambiamos de tercio….. ¿Qué hace una Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, con dos máster de especialización (Master en Gestión del Comercio Internacional e Ingeniería y Gestión de la Calidad) entre letras y plumas de escritorio?
MQB:  Eso digo yo… Escribir es lo que me gusta, lo que necesité hacer en un momento de mi vida y liberó una fuerza que ya no tiene vuelta atrás.

FVLC:  ¿Cuándo te entró la vena literaria?
MQB:  A mediados del 2006 más o menos.

FVLC:  ¿Lo tuyo es vocacional o un accidente afortunado?
MQB:  Ambas cosas, por accidente descubrí una vocación que la vida que llevaba no me había permitido desarrollar. Y desde luego estoy feliz por ello.

FVLC: ¿Qué escritor o escritora te ha influido principalmente?
MQB:  Influir, todos los que he leído. De todos aprendes y algo te dejan, incluso la identificación de los errores en los que no quieres caer. Como referente, admiro mucho a Ana María Matute, tanto como persona como escritora. En cuanto a mi forma de escribir o mis historias no puedo identificar a nadie en particular pero si se trata de mis lecturas favoritas, me gustan muchos contemporáneos de diversos géneros. En histórica Sebastián Roa, en contemporánea Vicente Marco, Marta Rivera de la Cruz, Almudena Grandes, o Antonia J. Corrales; en policiaca Andrea Camilleri; de Humor, Tom Sharpe, Miguel Ángel Buj; Clásicos como Galdós, Balzac, Stendhal. Stefan Zweig me encanta y lo leo en un suspiro. Steinbeck… Y seguiría y seguiría… Soy incapaz de quedarme con uno.

FVLC:  Tal y como dices en tu propia biografía “comencé a escribir por necesidad, sacando tiempo de las noches en vela para extirpar del alma lo que me oprimía el pecho, y esas líneas me mostraron el camino” ¿de la felicidad…..?
MQB: En cierta forma, sí. Me ayudaron a vaciarme de dolor y a partir de ahí es más fácil encontrar la felicidad en uno mismo, que es el único sitio donde puede encontrarse.

FVLC: ¿Qué sientes cuándo escribes?
MQB:  Uf, qué complicado describirlo. Emociones muy diversas, pero sobre todo una descarga tremenda de adrenalina cuando siento que la historia funciona. Y muchas de las vivencias de los personajes. En cierta forma es como actuar, hay que meterse en cada personaje y eso provoca emociones.

FVLC:  ¿Qué hay de autobiográfico en tus libros?
MQB:  El prólogo y epílogo de «El final del ave Fénix» son autobiográficos, y fueron el germen de las tres novelas que se encierran entre ambos. Del resto, al querer retratar a un personaje femenino fuerte y con vivencias extraordinarias, tomé «prestadas» algunas anécdotas familiares dándoles toques de ficción, pero con una base real, como los viajes de Elena Lamarc a Arabia Saudí y Beirut y algunas de sus vicisitudes.

FVLC:  Tu primera novela, "El final del Ave Fénix" publicada en 2008, quedó entre las 10 primeras de la 56 Edición del Premio Planeta de Novela. ¿Qué sentiste con esa primera experiencia?
MQB:  Sentí tanta emoción como miedo escénico. La alegría era indescriptible, sentía un puntito de orgullo por lo logrado, pero a la vez temía llegar a los lectores. ¿Qué iba a pasar? ¿Cómo la aceptarían? Da pudor saberse leído por muchos. Pero las palabras de José Manuel Lara me animaron mucho y me dieron confianza en el camino emprendido.


Marta entra a la gala de la 56 edición del premio Planeta, como una de las diez finalistas.

FVLC:  Tres tardes en leerlo si te pones y 9 meses para parirlo más el tiempo de correcciones y Las Guerras de Elena, tu segundo libro, casi dos años entre escritura y correcciones. Mucho tiempo, desde que tienes la idea ¿no es así?
MQB:  El proceso de escritura, salvo para algún genio amigo mío, es largo y tortuoso. En mi caso desde que me enfrento al folio el blanco hasta que decido que está en condiciones de presentarlo a una editorial, dos años mínimo. Y eso que hasta ahora he recurrido a escenarios que me eran cercanos.

FVLC:  De ahí a colaborar con Las Provincias ¿cuéntanos esta etapa entre periodistas? ¿aprendiste o desaprendiste el oficio de escribir (en prosa culta)?
MQB: Fue una experiencia muy interesante. Desde entonces admiro mucho más la labor de los articulistas de opinión que tienen columna diaria porque escribir algo inteligente todos los días sin repetirse es muy meritorio. Aprendí a improvisar temas con rapidez, a sintetizar las ideas. Ni es fácil ceñirse a un número de palabras o caracteres. Lo pasé muy bien porque intenté darles cierto toque de humor un poco ácido, muy distinto a lo que estaba haciendo en novela, y me resultó muy divertido.

FVLC:  En alguna ocasión has comentado que no te sientes todavía escritora ¿explícanos esto?
MQB: Tal vez sea porque me he incorporado tarde al oficio, o porque no vengo de una carrera «típica» de letras. Pero la realidad es que respeto tanto a los que yo considero escritores y me veo tan alejada de ellos que no me siento como tal. Además, para mí es un «título» que solo puede darte el tiempo y los lectores. Yo estoy en el camino y ojalá algún día lo consiga.

FVLC:  Las Guerras de Elena, tu segunda obra… continuación de El Final del Ave Fénix con el contexto de la Guerra Civil hasta llegar a los años 60-70 y en la España Profunda ¿por qué tu interés en esta época de nuestra Historia?
MQB:  Surgió sin pensarlo mucho. El prólogo de la novela que empezó como un texto independiente, un desahogo personal, me condicionó. Partía de una escena entre una madre y una hija, en los últimos días de vida de aquella, y pensé que la novela podría comenzar con el nacimiento de la madre. Y eso me llevó a los años treinta. Y además, siempre me interesó como vivían las mujeres en otra época, cómo hemos llegado hasta el estado de derechos que ahora tenemos.


La casa del Libro en la Gran Vía madrileña donde Marta presentó Las guerras de Elena. Dedicaron el escaparate a Alice Munro (premio Nobel de Literatura) y a Marta

FVLC:  Aun así, pasas de puntillas por ese contexto histórico ¿por qué?
MQB:  Porque me interesaban los personajes, como vivieron la época, la guerra, la dictadura… y no los por qué de la Guerra Civil. No quería hacer un libro sobre la guerra, ni la post guerra, se ha escrito demasiado sobre ello. Quería contar cómo pudieron vivirlo nuestros antepasados, la gente normal que no entraba en política, desde el lado humano y social, al margen de ideologías que creo es como lo vivió gran parte de la población.

FVLC:  ¿Qué hay de Elena Lamarc en Marta Querol? o más bien ¿expresas tus miedos o incluso te escondes bajo los inquietos ojos de Lucía (hija de Carlos y Elena)?
MQB:  Dicen que todos los personajes tienen algo de su autor, unos más que otros. Yo no me identifico con ninguno de ellos aunque soy consciente de que puedo haber dejado una huella involuntaria en algunos de ellos.

FVLC:  Ariodante escribe: “Una novela atractiva, ágil y sobre todo de ritmo in crescendo que lleva al disparadero final” ¿Qué opinas?
MQB: Mis novelas en general son así, comienzan mansas y conforme avanzas en las páginas te van envolviendo, la acción se acelera y los finales son explosivos, desbordantes. Suelen decirme «a partir de la página tal me enganché de tal manera que no podía dejar de leer». Es algo que a los lectores impacientes que quieres muertos desde la página uno no les gusta, pero en este tipo de historia de sagas familiares lo veo adecuado.

FVLC:  Las Guerras de Elena en Amazon Estados Unidos, situada en el número 250 de Ficción en español ¿qué te parece?
MQB:  Los listados de Amazon fluctúan mucho, pero llegar ahí es muy difícil y para mí una satisfacción grandísima. Al poco de salir se colocó en el número uno de varias listas pero han pasado muchos años de eso y mantenerme donde estoy lo considero un gran logro. Esta semana estaba en el puesto 29 de libros en español en Amazon Alemania con «El final del ave Fénix» y en otros dominios de Amazon periódicamente aparecen entre los más vendidos. Me hace pensar que la literatura no entiende de países y que no he errado el camino.

FVLC:  Las Guerras de Elena está ya en edición de bolsillo en las librerías desde hace muy poco, ¿no es así?
MQB:  Salió en junio, en una edición muy cuidada y a un precio estupendo. Un amigo mío dice que solo los buenos libros o los más vendidos llegan a ediciones de bolsillo, así que estoy feliz.


Vista general del salón de actos del Ateneo Mercantil de Valencia donde Marta presentó Las guerras de Elena, el 22 de enero de 2014.

FVLC:  ¿Crees en las adaptaciones al cine…? ¿Para cuándo Las Guerras de Elena en la gran pantalla? ¿la ves más como película o como serie?... ¿dejarías que un guionista la adaptara o lo harías tu personalmente?.
MQB: La trilogía completa la veo como una mini serie. Es muy visual y son muchísimos los lectores que me preguntan por qué no lo llevan al cine o televisión. He tenido algún contacto con un productor que se interesó por el proyecto, pero de momento no se ha concretado nada. Entiendo que yo no soy guionista y llegado el caso tendría que confiar en un profesional, aunque tengo una idea bastante clara de cómo podría hacerse y al ser un libro con más diálogos que descripciones creo que la adaptación no sería difícil. Tampoco la producción, por la cercanía histórica y las localizaciones.

FVLC:  ¿Cuándo estará la siguiente….? ¿Tendremos primicia…..? ¿dínos al menos si perdurará el título?....
MQB:  La tercera parte está terminada y pendiente de publicación. Mi agente está llevando el tema y hasta que no haya algo cerrado no puedo decir nada. Es la que cierra la trilogía y deja todos los cabos atados aunque, como en las dos anteriores, puede leerse de forma independiente. Es más, la tercera podría ser la primera y su título podría ser el de la trilogía completa aunque aún no puedo hacerlo público porque no es definitivo.

FVLC: “Sigo mi camino sin prisa, con trabajo y buen humor” (es tu mensaje de Twitter). ¿Qué opinas de las Redes Sociales: Herramienta de Trabajo o Diversión?
MQB: Las dos cosas. Yo me lo paso muy bien en las redes sociales, las uso como particular y como profesional. Y me permiten mantener un contacto directo con los lectores, algo impensable hace unos años.

FVLC:  ¿Piedra, papel o Tijera?
MQB: Papel, siempre papel.

FVLC: Tengo una hija de 15 años que lleva enfrascada en su primer libro desde hace ya meses ¿qué les dirías a los jóvenes apasionados de la escritura? ¿crees que todos pueden llegar? ¿es fácil o difícil publicar un libro? ¿qué hay qué hacer para seguir el sueño?, ¿puedes aconsejar cómo actuar en los primeros pasos, desde tu punto de vista? ¿a quién deben ir? ¿cómo deben proyectar su primer libro, en tu opinión?
MQB: Bueno, esto daría para varias páginas, son muchas preguntas y muy interesantes. He dado charlas de hora y media en colegios a chavales de esas edades sobre cómo se hace un escritor y los consejos fundamentales son tres: leer mucho, tener confianza en uno mismo y ser humilde, estar dispuesto a aprender. En mi opinión no todos pueden llegar, hay que tener un don, y además trabajarlo, pulirlo. Igual que en cualquier otro arte (música, pintura, escultura…) o incluso en el deporte. Publicar es MUY difícil, y no depende solo de la calidad de lo escrito, entran en juego muchos factores. La carrera es de fondo y no se puede desfallecer o te echan. El tesón, la constancia y la tolerancia al rechazo son indispensables. Una buena forma de empezar es con relatos, presentándolos a concursos, y también participando en talleres prácticos de escritura.

FVLC:  Cuando se empieza un libro ¿existe algún método especial?
MQB:  Cada autor tiene su método y todos son válidos. Muy pocos se dedican en exclusiva a escribir y lo hacen en su tiempo libre, por lo que adaptan el método a sus circunstancias. Pero hay que tener una rutina y mucha concentración. Cuando los problemas te sobrepasan y no puedes abstraerte de ellos se hace imposible avanzar. Hace poco me pidieron un vídeo para una página inglesa bajo el lema #WhereIwrite, y ahí conté un poco esa rutina. También puede verse en mi web martaquerol.es. Cuando empiezo un proyecto procuro escribir todos los días y le dedico todo el tiempo del que dispongo, a veces hasta bien entrada la madrugada.

FVLC: Una escritora como tú ¿vive de la escritura? Y suponiendo como presuponemos que no sea así ¿se puede llegar a esto?...
MQB:  Como he dicho antes son muy pocos los que viven de la escritura. En 2012 hice un estudio a partir de datos del INE y salía que más del 95% de los autores no llegaban ni al sueldo mínimo durante la vida de la novela, que en muchos casos se reduce a pocos meses. Antes era difícil, ahora con el pirateo es una utopía, aunque es el sueño de la mayoría de los que escribimos.

FVLC:  En qué proyectos andas Marta, independientemente de las Guerras de Elena ¿seguirás por o entre temas bélicos…?
MQB:  La novela que tengo pendiente de publicación no está centrada en ninguna guerra, aunque mi próximo proyecto es muy posible que sí lo esté. Y justo termino de participar en una antología de relatos llamada «Relatos de Amor y Guerra» junto a otros dieciséis autores. No había caído pero estoy muy belicosa, jajaja.

FVLC: ¿Cada obra te obliga a ser un poco mejor escritora, Marta? ¿la exigencia es cada vez mayor?
MQB:  Sí, claro, sería muy triste no evolucionar. Es un reto y una autoexigencia. Creo que mejoro en cada una y así debe seguir siendo. No hay que conformarse.

FVLC:  ¿Libro en papel o en pdf? ¿eres de tocar, oler…. Las páginas?
MQB: Tengo un lector digital que durante un tiempo utilicé mucho, pero la verdad es que me centro mucho más con el libro en papel y he vuelto a él.

FVLC: Si quieres añadir alguna cosa, es tu momento…
MQB: Muchísimas gracias por incluirme en este apartado de Falleras Excepcionales. No sé si es para tanto pero es bonito que alguien piense en mí en esos términos. También quiero agradecerte el trabajo realizado en la entrevista, completa como pocas. Y por último un saludo cariñoso a los seguidores de Fallas VLC. Espero que les resulte interesante.



Desde Fallas VLC queremos darte las gracias por tu tiempo, tu amabilidad y buena predisposición. Estamos encantados de poder contar contigo entre nuestras Falleras Excepcionales y te deseamos toda la suerte del mundo en tus próximas novelas, que estamos convencidos así será.

Información Adicional